Cuidado de las Joyas: Pasos a seguir

El Cuidado de las Joyas es muy importante para que te duren más.

Cuidado de las Joyas con baño

Muchas veces nuestras joyas pasan a ser un elemento tan personal y tan vinculado a nosotras que es fácil olvidarnos que necesitan mimos y cuidados.

Para que las puedas lucir durante mucho tiempo como el primer día deberás tener en cuenta algunos consejos que te explicamos a continuación:

-Evita las rozaduras entre ellas para que no se te rayen, es mejor guardarlas individualmente.

-No las expongas a productos químicos, como lacas, cremas, colonias, perfumes ni tampoco las expongas a cualquier ácido.

-Guárdalas en bolsitas para que están totalmente protegidas, los cambios de temperatura y humedad también les afectan.

-Evita mojarlas especialmente en el mar y en la piscina.

-Quítatelas para dormir o para hacer deporte. El sudor y Ph de la piel puede influir en el deterioro de las joyas.

Todas las piezas están hechas de latón y bronce con baños de oro y plata rodiada y en plata de 1ªLey.

La plata de ley se puede oscurecer. Esto ocurre por diferentes motivos, como la falta de uso, el ph de nuestra piel o por estar expuestas al oxígeno. Podrás limpiar tus joyas de plata con un paño suave o con un limpiador de plata que no sea abrasivo.

 

Para mantener tus piezas de bronce las podrás lavar con agua tibia y un jabón neutro.

Las piezas que están chapadas en oro o en plata rodiada con el paso del tiempo pueden cambiar el color u oxidarse un poco. Hay un líquido limpiador en el cual puedes sumergir tu joya durante unos segundos. Después se debe aclarar con abundante agua destilada y secarla rápidamente, verás como recupera su viveza. Puedes encontrar este limpador en Amazon. Con el paso del tiempo y dependiendo del uso de la joya también puedes volver a chapar la pieza y que te vuelva a quedar como nueva.

Los cordones de algodón encerado también son parte de nuestras joyas, son cordones de alta calidad pero en el caso de colores claritos con el roce de nuestra piel es normal que se lleguen a ensuciar, con un poquito de agua, jabón neutro y un cepillo puedes limpiar perfectamente el cordón, después ponlo a secar y verás como recuperas su color.

Nuestra producción se basa en la filosofía slow. Esto significa que todas nuestras piezas están realizadas en talleres de proximidad y se cuidan todos los detalles desde el diseño inicial al acabado final.

Si sigues nuestros consejos tus joyas te lo agradecerán.

Acompáñanos en nuestras redes sociales. También si quieres estar al día de todas nuestras novedades subscríbete a nuestra página web. www.engris.es